web counter
Artículos
Categoría- Suelos

La Salinidad del Suelo

La salinidad del suelo se refiere a la cantidad de sales en el suelo y puede ser estimada por la medición de la conductividad eléctrica (CE) de una solución extraída del suelo. La sal es un compuesto químico  formado por iones con carga negativa enlazados a iones con carga positiva. Un fertilizante es una sal.


El Efecto de la salinidad sobre el crecimiento de las plantas

La salinidad puede afectar el crecimiento de las plantas en varias maneras:

Los daños directos que causa la salinidad

  • Disminución de la absorción del agua por las raíces
     
    Una concentración alta de sales tiene como resultado potencial osmótico alto de la solución del suelo, por lo que la planta tiene que utilizar más energía para absorber el agua. Bajo condiciones extremas de salinidad, las plantas no pueden absorber el agua y se marchitan, incluso cuando el suelo alrededor de las raíces se siente mojado al tacto.

  •  Toxicidad por iónes específicos

    Cuando la planta absorbe agua que contiene iones de sales perjudiciales (por ejemplo, sodio, cloruro, exceso de boro etc.), síntomas visuales pueden aparecer, tales como puntas y bordes de las hojas quemadas, deformaciones de las frutas etc.


Los daños indirectos de la salinidad

  • Interferencia con la absorción de nutrientes esenciales

    Un desequilibrio en la composición  las sales en el suelo puede resultar en una competencia perjudicial entre los elementos. Esta condición se llama "Antagonismo". Es decir, un exceso de un ion limita la absorción de otros iones. Por ejemplo, el exceso de cloruro reduce la absorción del nitrato, el exceso de fósforo reduce la absorción del manganeso, y el exceso de potasio limita la absorción del calcio.

  • El efecto del sodio en la estructura del suelo.

    En suelos que contienen altos niveles de sodio, el sodio desplaza el calcio y el magnesio que son adsorbidos en la superficie de partículas de arcilla en el suelo. Como resultado, la agregación de las partículas del suelo se reduce, y el suelo tiende a dispersarse. Cuando está mojado, un suelo sodico tiende a sellarse, su permeabilidad se reduce drásticamente y, por tanto, la capacidad de infiltración de agua se reduce también. Cuando está seco, un suelo sódico se dura y se aterrona. Esto puede resultar en daños a las raíces.


    Tome en cuenta que la salinidad por sí misma mejora la estructura del suelo y elimina, hasta cierto punto, el efecto negativo del sodio, pero por supuesto, la salinidad no puede ser aumentada sin afectar el crecimiento de las plantas.

Haga clic aqui para leer mas sobre el efecto del sodio en el suelo



Los Factores que Afectan a la Salinidad del Suelo 

Varios factores afectan la cantidad y composición de las sales en los suelos:

  • El agua de riego - La cantidad total de sales disueltas en el agua de riego, y su composición, influyen en la salinidad del suelo. Por lo tanto, varios parámetros, como el CE de la fuente de agua y su contenido de minerales deben ser probados. 
  • Abonos - El tipo y la cantidad de fertilizantes aplicados al suelo afectan a su salinidad. Algunos fertilizantes contienen altos niveles de sales que son potencialmente perjudiciales,  tales como cloruro de potasio o sulfato de amonio. El mal uso de fertilizantes conduce a la acumulación de sales en el suelo, y debe ser evitado. 
  • Régimen y métodos de riego - Para prevenir la acumulación excesiva de las sales en la zona radical, es necesario aplicar una cantidad extra de agua, la fracción de lavado, de manera que supere a la necesaria para la evapotranspiración. Esta fracción de agua debe pasar a través de la zona radical para desplazar, de este modo, el exceso de sales. La frecuencia y la cantidad de lavado dependen de la calidad del agua, del clima, del suelo y de la sensibilidad del cultivo a la salinidad.

    Cuando el suelo se seca, la concentración de las sales en la solución del suelo aumenta. Desde que las sales se mueven en el suelo con la frente mojada, las sales se acumulan en perfiles específicos  según el régimen de riego y el tipo de equipo de riego utilizado. Por ejemplo, al regar mediante aspersores, el agua y las sales se mueven más profundamente, según la capacidad de la infiltración del suelo y la cantidad de agua aplicada, hasta que se paren en una cierta profundidad. Cuando se utiliza goteos - también hay un movimiento lateral de agua y sales. 
  • Las características del campo y su historia agrícola - Un suelo mal drenado, podría llegar a nivel de salinidad que es perjudicial para las plantas y la cosecha entera. Un suelo que no fue lavado después de un anterior ciclo de cultivo puede contener alto nivel de sales acumuladas.

 

SMART! Software para fertilización

Obtenga Su Prueba GRATUITA 

 

 Cultivos: