web counter
Artículos

 

Programa Informático para
Fertilización de Cultivos

 

 Vídeo de demostración

 

Obtenga Su Prueba GRATUITA 

Category - Suelos

Propiedades Físicas de Sustratos de Cultivo

Las propiedades físicas de los sustratos de cultivo difieren de las del suelo y los cultivos sin suelo requieren de una gestión más atenta.  

 

La porosidad y la capacidad de retención del agua

Cada sustrato de cultivo tiene una distribución característica de tamaño de partículas . Los espacios (poros) entre las partículas sólidas se pueden llenar con aire o agua y se conocen como "la porosidad total".


Los poros más pequeños pueden retener el agua con más fuerza que los poros grandes. Cuanto más alto ubicado el poro en el recipiente, debe ser más pequeño con el fin de retener el agua contra la gravedad. Un poro que es demasiado grande no retiene el agua contra la gravedad, y se vacía.   En la parte superior del recipiente, los poros que son demasiado grandes para retener el agua contra la gravedad se vacían.  

 

Por lo tanto, la parte superior del recipiente siempre será más seco que la parte inferior. En la parte inferior del recipiente, poros grandes también retendrán agua.

Vamos a visualizar...


 

Los poros en un sustrato de cultivo puede ser visto como una serie de capilares. En nuestro modelo, el ancho de la columna representa el tamaño de los poros y los capilares fueron "nivelados", para poder fácilmente compararlos.

 

A partir de este modelo es fácil de entender por qué la parte inferior del sustrato esta siempre saturada, mientras que la parte superior del medio contiene menos agua y más aire.

 

Las fuerzas que hacen provocan la subida del agua a los capilares contra la gravedad no se discutirán aquí. Sólo mencionaremos que se les llama "cohesión" y "adhesión". Cohesión es la afinidad entre el agua y la superficie de las partículas. La adhesión es la afinidad entre el agua y ella misma.


capillaries

Curvas de retención del agua

Los laboratorios pueden medir con precisión el porcentaje de agua por volumen (v / v en %) a una altura determinada del sustrato, después de la saturación y el drenaje. La altura se mide en centímetros y los datos pueden ser presentados gráficamente como "Curva de Retención de Agua". Algunos laboratorios se refieren a la altura como "tensión en cm".

 

Veamos un ejemplo de curvas de retención de agua para dos diferentes sustratos:

Water retention curve

 

Los dos sustratos tienen comportamientos completamente diferentes. Sustrato B drena más fácilmente y retiene menos agua que sustrato A, en cualquier altura determinada (tensión). Por ejemplo, a 20 cm el medio A posee 60% de agua, mientras que el medio B posee sólo 23%. Esto se debe a que sustrato A contiene un mayor porcentaje de poros pequeños.

 

Por lo tanto, bajo las mismas condiciones un productor que decide cultivar en sustrato B, tiene aplicar riegos más frecuentes. Por otra parte, si el productor decide cultivar en sustrato A, su principal preocupación sería probablemente la falta de aireación.

 

Más información que podemos aprender de las curvas de retención de agua es la cantidad de agua disponible para las raíces de las plantas. 

 

Sabemos que muy pequeños poros pueden retener el agua muy bien, pero también pueden contener el agua con tanta fuerza, que la planta no puede absorber. En los sustratos de cultivo, el agua a tensiones de 50-100cm, generalmente, se considera fuera del alcance de la planta, ya que se conserva en muy pequeños poros. 

 

Además, alto contenido de agua de reserva puede estimular enfermedades causadas por hongos y otros patógenos que están presentes en condiciones de alta humedad.

 

La Conductividad Hidráulica del Sustrato

Como el nombre sugiere, la conductividad hidráulica es la velocidad a la que se transmite el agua en un sustrato.


La conductividad hidráulica de los sustratos no es una medida rutinaria en el laboratorio. Sin embargo, es extremadamente importante comprender su significado.

 

La conductividad hidráulica es en realidad el factor limitante de la absorción de agua por la planta en un sustrato, en lugar de la cantidad del agua en el.

 

Cuando la tasa de transpiración excede la conductividad hidráulica del sustrato, la planta no puede usar eficientemente el agua contenida en el sustrato y se puede marchitar. En los materiales utilizados como sustratos, la conductividad hidráulica disminuye exponencialmente a medida que el sustrato se seca. Esto se debe a que la continuidad de agua se interrumpe después de que los poros grandes se vacían.