web counter
Inicie una sesión de SMART!

Inicie sesión
Inicie una sesión en la vieja versión de SMART!

Inicie sesión

Manejo de los Nutrientes en Cannabis

Autor: Sr. Arik Kaparovsky, Agrónomo Jefe de SMART! Fertilizer y experto internacional en el manejo de fertilizantes agrícolas.

 

 cannabis.jpg

El cannabis es originario del Sudeste Asiático e incluye tres especies: C. indica, C. sativa y. Ruderalis. Esta es una planta dióica y anual.


CONDICIONES DE CRECIMIENTO

 

SUELO

El cannabis puede producirse con suelo o sin él. El pH óptimo para su crecimiento oscila entre 5.9 y 6.5, el que debe controlarse durante todo el cultivo.

 

CLIMA

La temperatura óptima durante el día debe ser de 75°F a 86°F (24°C a 30°C ). Temperaturas más altas o más bajas reducirán la floración causando un efecto negativo sobre el rendimiento y la calidad.

 

CONTROL DE LA LUZ

Cuando el Cannabis se desarrolla en un sistema hidropónico, la duración de las etapas de crecimiento se puede controlar modificando la exposición del cultivo a intensidades de luz variable.

 

Si el cultivo recibe 16-24 horas de luz por díaת las plantas experimentan un rápido crecimiento vegetativo. Cuando las horas de luz del día comienzan a disminuir, las plantas entran más rápidamente en floración.

 

La intensidad de luz artificial afecta la duración del crecimiento, absorción de agua y demanda nutricional.

 

 

Requerimientos Nutricionales -
Tratamiento con poca luz

N (ppm) P (ppm) K (ppm) Zn (ppm) Mg (ppm) B (ppm)
Etapa
Primeras 2 semanas 80 40 140 0.3 50 0.3
Crecimiento 300 60 215 0.3 60 0.3
Floración 100 70 200 0.3 60 0.3

 *Lista completa de requerimientos nutricionales en SMART! Software de fertilización. Pruebe gratis, haga clic aquí

 

Requerimientos Nutricionales –
Tratamiento con mucha luz

N (ppm) P (ppm) K (ppm) Zn (ppm) Mg (ppm) B (ppm)
Etapa
Primeras 2 semanas 100 40 140 0.3 50 0.3
Crecimiento 350 60 215 0.3 60 0.3
Floración 110 70 200 0.3 60 0.3

 *Lista completa de requerimientos nutricionales en SMART! Software de fertilización. Pruebe gratis, haga clic aquí

 

CICLO DE CRECIMIENTO

 

ESTABLECIMIENTO

 

El producto de cosecha del Cannabis es la flor. Para evitar el desarrollo del sexo masculino o la variación del cultivo, el Cannabis suele ser plantado como estacas arraigadas. Luego de un corto tiempo de establecimiento (alrededor de 14 días desde la siembra), comienza la fase vegetativa.

 

CRECIMIENTO VEGETATIVO

 

La fase vegetativa dura alrededor de 45 días. Durante este período, la planta requiere de una cantidad significativa de luz. Los requerimientos nutritivos son elevados, especialmente en nitrógeno, potasio y micronutrientes.

 

laptop-screen-new-dashboard-cannabis-crop-trans.png¡No más conjeturas!

Tome decisiones correctas sobre el manejo de fertilizantes para sus plantas de Cannabis, con SMART! – Software para el manejo de la fertilización

CONSIGA SU PRUEBA GRATUITA AQUÍ



FLORACIÓN

 

La duración de la etapa de floración varía entre las diferentes especies (50 a 140 días). Esta etapa comienza cuando el fotoperíodo excede de 10 horas.

Durante esta fase, los requerimientos nutricionales del Cannabis cambian. La planta requerirá mayores cantidades de potasio y menos nitrógeno (esto estimula el crecimiento vegetativo).

 

MANEJO DE NUTRIENTES

 

Al crecer el Cannabis hidropónicamente, se logran condiciones óptimas, de esta forma se alcanza el máximo potencial de rendimiento con la mejor calidad.

En los sistemas hidropónicos, los fertilizantes se suministran al Cannabis por medio de una solución nutritiva preparada según sus requerimientos nutricionales, etapa de crecimiento en que se encuentra y contenido de nutrientes del agua.

Se debe analizar el agua periódicamente para obtener la cantidad exacta de fertilizantes que satisfaga la demanda del cultivo.

 

El objetivo principal en el manejo de nutrientes de los cultivos es aplicar las cantidades correctas de ellos en el momento adecuado. Se pueden obtener los mejores resultados manejando la solución nutritiva, basándose en las condiciones de crecimiento como temperatura, humedad, calidad del agua, pH, salinidad (CE / TDS) y la composición de la solución nutritiva (especialmente si se recicla). Estos parámetros son fáciles de supervisar y deben medirse con frecuencia.

 


cannabis-soil.jpg

El principal desafío en la gestión de nutrientes es traducir la información en acciones, que puedan mejorar la productividad y la calidad.

Para ello, los productores necesitan un sistema de recomendaciones específicas, una herramienta de apoyo a la decisión que les ayudará a tomar las decisiones correctas, basadas en todos los factores que afectan el crecimiento del cannabis.