Talk to us!
Hello, we are the scientific
team at Smart Fertilizer
How can we help you?
I have a question!
If you need agronomist consultation,
please visit our knowledge hub forum www.smart-fertilizer.community
Create a topic with your question
and team of our lead agronomists
will provide you with expert advice.

How can we call you?
X
Please sign up to explore our
articles and get your
lifetime access For Free
(Enter the same email if you have already registered Smart Fertilizer Knowledge Hub)
Plant Nutrition Experts Community
By subscribing to the newsletter you agree with Privacy Policy & Terms and Conditions
Array

Plagas, enfermedades y trastornos de los frutos rojos.

1. ¿Qué especies se consideran frutos rojos?

Cuando hablamos de frutos rojos, no nos referimos a una fruta específica. Bajo ese nombre se denomina a una amplia variedad de especies vegetales, cuyos puntos en común son la formación de frutos tipo bayas. Estas bayas se generan a partir del ovario de una sola flor en la que la capa exterior de la pared del ovario se convierte en la porción carnosa comestible. Aunque tienen semillas, estas frutas no tienen huesos y no están rodeadas por una cáscara dura. Tradicionalmente estas plantas crecen de forma silvestre, aunque hoy en día se cultivan a gran escala debido a su gran demanda por parte de los consumidores de todo el mundo. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), las principales especies que pertenecen a este grupo son las fresas (Fragaria spp.), las frambuesas (Rubus idaeus) que en ocasiones incluyen en los datos comerciales a varios tipos de moras, grosellas (Ribes grossularia), grosellas negras (Ribes nigrum), blancas o rojas (Ribes rubrum) y, para concluir, arándanos incluyendo arándano europeo y arándano silvestre (Vaccinium myrtillus) y al arándano americano (Vaccinium corymbosum) los cuales incluyen en ocasiones en sus datos comerciales otros frutos del género Vaccinium. Además de todos estos tipos, existe otro grupo definido como “berries nes” que incluye al resto de especies como la mora (Morus nigra), morera blanca (Morus alba), morera roja (Morus rubra), baya de mirto (Myrtus communis) arándano y baya dangleberry (Gaylussacia spp.) En algunos países, algunas o todas las bayas enumeradas anteriormente se incluyen en una categoría de “berries”, “frutas del bosque” o “frutos rojos” general sin identificarlas por separado.

Berries fruits with damaged appearance and dangerous insects for this crop. Image: British Columbia

2. Las plagas, enfermedades y daños más comunes

2.1. Plagas de semillas, plántulas y raíces

Uno de los principales insectos que afectan la raíz, hasta el punto de contener este acto en su nombre común, son los gorgojos de la raíz y de la vid. Es un grupo que incluye el gorgojo negro de la vid (Otiorhynchus sulcatus), el gorgojo oscuro (Sciopithes obscurus), el gorgojo color arcilla (Otiorhynchus singularis), el gorgojo de la raíz de la fresa (Otiorhynchus rugosostriatus), el gorgojo de la raíz de la fresa (Otiorhynchus ovatus) y el gorgojo verde de la hoja inmigrante (Polydrusus formosus). Aunque las larvas y los adultos se alimentan de diferentes partes de la planta, es especialmente notable cómo las larvas o gusanos del gorgojo se alimentan de raíces, coronas y tallos subterráneos. Esto puede debilitar la planta hasta el punto de la muerte incluso en plantas bien establecidas.
Aunque ya existen algunas variedades resistentes a las enfermedades que provocan la pudrición de la raíz, hay un hongo altamente dañino en este sentido: Phytophthora, cuyo daño se produce cuando el sustrato está a baja temperatura y excesivamente húmedo. Este hongo hace que las raíces se ennegrezcan y se pudran. Un drenaje óptimo es fundamental para evitar la acción de este y otros hongos, letales para los cultivos de frutos rojos.
Además, cabe mencionar que algunos virus pueden encontrar esas plantas como sus hospedadores ideales. Destacan especialmente por su alta incidencia en este tipo de cultivos los virus que afectan al arándano, como el virus del chamuscado del arándano (BIScV) y el virus del shock del arándano (BIShV). Afectan a todos los órganos de la planta, incluidas las raíces, que se recomienda eliminar por completo lo antes posible cuando se infectan.

2.2. Plagas que rasgan o succionan

Principalmente en frambuesas y moras, puede encontrar Pennisetia marginata, comúnmente conocida como barrenador de la corona. Este insecto puede pasar incluso dos años en la etapa larvaria, alimentándose de las cañas de estas plantas, desarrollando agallas en la base o raíz superior. Trate de identificar su presencia en su cultivo, buscando agujeros de emergencia que se puedan ver cuando emerge el adulto. Si los encuentra, se recomienda podar las plantas lo más cerca posible de la corona sin dejar ningún tallo, ya que hasta el momento no existen insecticidas efectivos para esta plaga.

Easily create your fertilization plan with our software
Start Using and Increase Your Harvest up to 40%
Create your plan

Por otro lado, se han descrito muchos insectos chupadores de savia que afectan a los frutos rojos. La presencia de estos insectos que se alimentan de la parte inferior de las hojas, hace que se pongan punteadas y pálidas. En la literatura existen decenas de especies descritas al respecto. Destacaremos en este artículo el daño especial que hacen los pulgones, afectando prácticamente a todas las especies de frutos rojos. Otras especies comúnmente descritas que afectan a muchos de estos cultivos son la saltahojas de la zarza (Ribautiana tenerrima) y la saltahojas de la rosa (Edwardsiana rosae). En los cultivos de grosellas, se ha encontrado que el pulgón de la grosella (Cryptomyzus ribis) chupa la savia y en los cultivos de fresas el chinche lygus (Lygus spp.).

2.3. Plagas que dañan los frutos

Mantener la fruta sana en el momento en que llega al consumidor es fundamental para triunfar en este sector. Aunque el daño en cualquier área de la planta, como regla general, afecta el desarrollo normal de los frutos, los agentes que dañan directamente a las bayas son de especial preocupación. Insectos como la drosophila de alas manchadas (Drosophila suzukii) presentan un órgano de puesta de huevos en forma de sierra que les permite cortar la fina piel de los frutos y poner huevos en su interior. Las larvas se alimentan dentro de la fruta hasta que finalmente cae o se pudre.
En el grupo de hongos, Monilinia vaccinii-corymbosi merece ser destacado por causar la enfermedad de la baya momia. Cuando este hongo infecta la planta, se ve ennegrecida y los frutos se vuelven diminutos, de grises a negros, rígidos y arrugados. Una apariencia gris distintiva también es típica en las frutas cuando se infectan con Botrytis, otro hongo común en esos cultivos.

3. Sea más rápido que el problema

Antes de intentar controlar cualquier plaga, enfermedad o trastorno en su cultivo de frutos rojos, es necesario identificar correctamente las especies que lo están causando. Recuerde, no todos los problemas serán provocados por un agente externo. En algunos casos la composición del suelo, los errores nutricionales o las condiciones ambientales pueden afectar negativamente. Para descartar estas opciones, en la plataforma SMART Fertilizer puede encontrar el mejor plan de fertilización para que sus cultivos crezcan de la mejor manera. Si observa un aspecto poco saludable en sus plantas incluso con un plan de fertilización adecuado, no dude en contactarnos para encontrar juntos la solución más efectiva.

  • Recommends the ideal fertilizer mixture/ blends
  • Saves up to 50% on fertilizer costs
  • Comprehensive data on hundreds of crop varieties
  • Interprets test results for any extraction method

Try Our Software Now